Al principio creó Dios el Cielo y la Tierra. La Tierra era un caos sin forma. Sobre la faz del abismo, la tiniebla. Y dijo Dios: "Que exista la luz" Y la luz existió. (Libro del Génesis)